Por Ángela Oráa | @angelaoraa

Katherine Vasquez Do Couto, COO (Chief of Operating Officer) de la firma de joyas de lujo Mónica Sordo, revela que de cara al covid19 ha sido un reto salir adelante. Hay que mantener el deseo de adquirir prendas en el reñido mundo de los accesorios femeninos, pues sentirse bella es un hálito de esperanza que repercute en el interior.

 

Siendo una adolescente, Katherine trabajó en el atelier de Constanza Oquendo | Cortesía

A los 24 años tiene una carrera exitosa a cuestas. Katherine Vásquez Do Couto, especializada en diseño y mercadeo de moda, habla con voz autorizada y dice que los avatares en la industria de la moda no son nada nuevo. Las crisis van y vienen. Son como una ruleta rusa. Caes, tropiezas, bajas, subes. Cada momento histórico lleva implícita respuestas distintas. Cita como ejemplos Dior y Chanel, ambas florecieron en una Europa devastada por la Segunda Guerra Mundial.

Siendo una adolescente, Katherine trabajó en el atelier de Constanza Oquendo, familiarizándose con una atribulada economía en Venezuela, trabajó también con la diseñadora portuguesa Katty Xiomara y con Ángel Sánchez, con todos ha sido testigo de enormes esfuerzos. Para ella surfear el tsunami del miedo generado por el Covid es un reto más.

 

Siendo una adolescente, Katherine trabajó en el atelier de Constanza Oquendo | Cortesía

 

Lanzar un producto, fidelizar clientes y expandirse a otros países es un asunto muy complejo. Katherine tiene bajo su responsabilidad conciliar esos frentes y también es el puente de cara a los medios de comunicación.

Ser multitasking la condujo a ser la mano derecha de la respetada diseñadora de joyas Mónica Sordo, una coterránea a quien ella admira y se identifica por el amor que ambas profesan por la creación.

¿Cómo se desarrolla una campaña para lanzar un producto?

Dos veces al año se realizan colecciones, ello implica presentar novedades a compradores directos en New York y París. Los encuentros son cara a cara, por razones obvias están restringidos. Se pulsa el feedback, a posteriori, se analizan cuáles piezas han tenido mayor aceptación y se implementa una campaña para cada temporada.

 

¿Cómo ha sido el comportamiento de la clientela desde que se impuso la cuarentena?

Hay un segmento sofisticado del mercado que busca invertir en piezas únicas con historia, hechas de manera responsable, que puedan hacerse a la medida y costumizadas. Esa mujer quiere ser tratada de manera especial. A pesar de que no hemos podido atender a las clientas en el estudio o viajar haciendo eventos y trunkshows, la relación de cercanía se ha implementado con diferentes iniciativas.

¿Qué ventajas le ha ofrecido la era digital?

Nuestra tienda online nos ha permitido conectar de manera permanente e incluso rastrear nuevos mercados. Estos meses han sido una gran oportunidad para desarrollar estrategias. Seguimos apostando por los aliados con tiendas físicas alrededor del mundo, claro a una velocidad diferente y limitada.

¿Cuáles son los aspectos diferenciadores que le imprimes a la marca Mónica Sordo?

El compromiso social con nuestra comunidad de artesanos y colaboradores. El compromiso a crecer y empoderarnos mutuamente y seguir ofreciendo un producto cada vez de mejor calidad siempre liderado por nuestra pasión por el diseño y la innovación. Ha sido increíble ser parte de este proceso y crear herramientas de comunicación entre los equipos para hacer los procesos de manufactura que no se les vea las costuras.

¿Cuáles son los errores más frecuentes de una campaña no exitosa?

No lograr expresar el mensaje o esencia de la marca correctamente y no enfocarse en el producto estrella

¿Qué consejo le darías a alguien que desea realizar sus sueños?

Aunque soy un poco introvertida, he sido lo suficientemente pilas. Hay que ser curioso, tener la mente abierta y saber captar las oportunidades. Es vital participar en competencias, asistir a actividades, webinars, summits. Mantenerse al día y hacer networking.

¿Algún secreto para lograr el éxito?

Trabajo duro y humildad.

 

Coordenadas

@katuvasquez