Cuando hablamos de pilas y baterías solemos usar estos términos de forma cotidiana como sinónimos y pensar que funcionan de la misma manera, pero ciertamente son dos tipos de tecnologías muy distintas.

Es muy fácil confundir las pilas con baterías y viceversa, pero a pesar de que se suelen llamar pilas desechables o pilas recargables, hay una gran diferencia entre pilas y baterías.

La principal diferencia entre ambas es que las pilas cuando pierden su capacidad eléctrica, es decir, se descargan, no se pueden volver a reutilizar; por el contrario, las baterías tienen la capacidad de recuperar su carga si se les suministra una corriente eléctrica.

Las baterías si las dejas en olvido se autodescargan con el tiempo y pueden llegar a perder hasta la tercera parte de la carga eléctrica que poseen en un mes, en cambio las pilas mantendrán esa carga durante años, pero sus componentes si pueden llegar a degradarse físicamente, perdiendo así la capacidad de producir una corriente eléctrica.

La ventaja que ofrecen las baterías es que siempre se podrán recargar una y otra vez, cosa que no se puede hacer con las pilas.

Para más información puedes visitar www.inversionesgoa.com

Facebook: Baterías GP Vzla

Instagram: BateriasGPVzla