• A propósito del Día Mundial de la Diabetes

 

Si antes la mayoría hacía ejercicio solo un día del fin de semana -si es que practicaba algún deporte-, comía mucho carbohidrato, y pasaba el día sentado en la oficina; hoy, debido a la pandemia esos hábitos inadecuados para la salud son cada vez más frecuentes e intensos.

 

Debido a la pandemia, hábitos inadecuados para la salud son cada vez más frecuentes

 

El problema es que todo eso, sumado al tabaquismo y al consumo de refrescos y dulces, causa obesidad y diabetes tipos 2; es lo que llaman los científicos “enfermedades asociadas a la vida contemporánea”, sin olvidar que si tenemos un padre, madre o abuelos que hayan padecido diabetes, parece que los números de la suerte para desarrollar esta enfermedad están todos comprados.

Debido a que el próximo sábado 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, es importante conocer los últimos avances sobre su abordaje para reducir nuestros riesgos y mantenernos con calidad de vida.

“Estudios recientes han demostrado que existe una relación inversa entre la presencia de diabetes y los niveles de vitamina D, es decir, a menor cantidad de esta vitamina en el organismo, mayor es el riesgo de padecer diabetes. Incluso se ha encontrado que personas sin esta enfermedad tienen niveles más altos de glucosa en sangre cuando no cuentan con suficiente vitamina D”, explica la Dra. Trina Navas, expresidenta de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna.

 

“Todos debemos exponernos al sol en las primeras horas de la mañana y en las últimas de la tarde; ideal es salir a caminar un rato cada día

La especialista plantea la importancia de tomar conciencia de mejorar hábitos de consumo de alimentos y vitaminas para prevenir o controlar esta enfermedad. Su primer consejo es mejorar nuestra alimentación para, además de bajar de peso, obtener los nutrientes y vitaminas que necesita nuestro cuerpo a fin de mantenerse saludable. “Todos debemos exponernos al sol en las primeras horas de la mañana y en las últimas de la tarde; ideal es salir a caminar un rato cada día, pues activamos el cuerpo y la energía, bajamos de peso y recibimos rayos saludables de sol para mejorar nuestros niveles de vitamina D y también reducir el riesgo de diabetes”, recomienda la Dra. Navas.

Agrega que es útil consumir suplementos de esta vitamina cuando exista riesgo de niveles bajos, en especial, porque son muchas las circunstancias que impiden recibirlas de los alimentos y no siempre es posible exponernos al sol con la frecuencia necesaria. “Lo que indican los estudios recientes es que una dosis de 2.000 UI/día brinda la cantidad suficiente para obtener los beneficios. Lo indicado es cambiar nuestros hábitos y suplementar con la dosis mencionada”, concluye la Dra. Navas, llamando de nuevo a la toma de conciencia sobre la prevención y control de la diabetes, cuya prevalencia ha aumentado considerablemente en los últimos años y ha crecido más rápido en los países de ingresos bajos y medios, como lo es Venezuela.